Para entender la lucha libre, lucha clásica…

Regresar a Entradas

Para entender la lucha libre, lucha clásica…

¿CLÁSICO, EXTREMO O HARDCORE? Parte 1
Krudemmon
 @krudemmon
CLÁSICOS DE ORO
Son más de 80 años de lucha profesional en México, desde que Salvador Lutteroth González fundara la Empresa Mexicana de Lucha Libre (hoy Consejo Mundial de Lucha Libre) en septiembre de 1933, la disciplina deportiva conocida como “Lucha Libre”, basó sus presentaciones en la antigua Arena México y Arena Nacional con luchadores que marcarían el paso a seguir para las futuras generaciones.
Chino Achíu, Yaqui Joe, Ciclón Mackey, posteriormente Jesús “Murciélago “Velázquez, Octavio Gaona, Puma Valderrama, los hermanos Guzmán, Black y Rodolfo Guzmán (mejor conocido como “El Santo”),Héctor “Diablo” López, Blue Demon Sr, Huracán Ramírez y un larguísimo etcétera se batían en duelos intensos de más de 30 minutos bajo el precepto del estilo recio, lucha olímpica, grecorromana, llaves que buscaban atrapar a su rival mediante candados o palancas, para obtener la rendición del mismo, llevándolos al punto máximo de resistencia.
Los luchadores eran unos auténticos tanques de oxígeno que dirimían sus pleitos deportivos en el ring mediante estrategias de ataque dignas de ajedrecistas. La Lucha Libre era atractiva para los aficionados ya que combinaba arte, estilo (y como dijera Carlos Monsivaís “estilacho”), la definición del “shoot style” o “pistolero del ring”, desplantes callejeros cómo cachetadas, piquetes de ojo, jalones de cabello y con la llegada de Black Shadow, la espectacularidad aérea.
Las leyendas crecían, como aquella que menciona de un enfrentamiento “de machos” entre Gory Guerrero y Rolando Vera, en donde los dos luchadores se encerraron por una hora en una arena desierta para demostrarse a sí mismos quién era mejor.
LAS LLAVES
Según la misma historia, el promotor y trabajadores del recinto los vieron salir golpeados, exhaustos y ambos con un semblante de victoria, nadie sabe quien ganó, pero todo ello formaba parte del estilo “clásico” del luchar, no subir a matarse, el compromiso era más de honor, de sapiencia, de resistencia. Las llaves fueron bautizadas, “La Shadina”, “La de a Caballo” “La Cerrajera”, “La Cavernaria” y la de lujo “La tapatía”, se dice que los luchadores clásicos deben de tener orejas “de coliflor”, hinchadas por los constantes agarres a las que son sometidas.
Los turbulentos años 60 llegaban, nuevos ídolos alternaban con los veteranos, Solitario, Ray Mendoza, Aníbal, Mil Máscaras, Rayo de Jalisco Sr, Firpo Segura, Cavernario Galindo, Karloff Lagarde, René “Copetes” Guajardo, El Santo, Blue Demon, todos ellos gladiadores de prosapia que mantenían el código sagrado de la lucha a ras de lona, llaves y contrallaves, con el paso del tiempo se integraban a la baraja los Villanos I, II y III, Fishman, El Matemático, Canek.
LOS MODERNOS
La época de los independientes en el Toreo de Cuatro Caminos llegaba a su apogeo y la EMLL se mantenía firme, entonces unos jóvenes Atlantis, Solar, Negro Casas, Negro Navarro, Rey Misterio Sr, El Hijo del Santo, fueron los encargados de llevar la antorcha que durante más de 50 años la Lucha Libre mantuvo encendida, pero algo pasaba. Nuevas ideas surgían en promotores, el público se apartaba, la televisión en los 90 impactó cuál granada de fragmentación al interior del estilo clásico, la gente ya no era la misma, los tiempos tampoco, los luchadores menos.

Ahora los aplausos se los llevaba la pirotecnia, los chiflidos a las edecanes, era más importante verse bien en la TV que verse bien en el ring. En la actualidad el estilo clásico parece un ente moribundo que se aferra a no perecer, Negro Navarro, Último Guerrero, Solar, Black Terry, Ray Mendoza Jr y sus hermanos, Rocky Santana son (algunos) maestros que se dedican a predicar con el ejemplo, los dos miles ya han visto nacer gente como los Hermanos Trauma, Caifán, Daga y Chik Tormenta, quienes son fieles creyentes de la modalidad ancestral de la lucha libre.
Y por lo grande que es, la lucha evolucionó a partir de sí misma, vió nacer al hijo rebelde que pintó sus cabellos y los congeló en punta, que se tatuó la palabra “dolor” y que cuál vampiro, optó por vivir de la sangre, aunque eso a muchos no les sea del todo agradable…. (Continuará)

Comentarios

Comentarios

Compartir

Regresar a Entradas