En esta esquina, ¡Toros Neza!

Regresar a Entradas

En esta esquina, ¡Toros Neza!

Toros Neza fueron el equipo más excéntrico de la historia del fútbol en la primera división de México. Los caracterizó el tinte oxigenado en sus melenas, los festejos estrafalarios y hasta las máscaras. Gene Simmons, Carlos Salinas de Gortari, Bart Simpson, o Piolín. Pero la lucha libre no podía no aparecer entre los mexiquenses.

Ocurrió en la final de ida de la entonces Primera “A”, en 2001. Reboceros de La Piedad, Michoacán visitaba a los cornúpetas de Ciudad Nezahualcóyotl. Juan “Venado” Gutiérrez, José Luis Navarrete, Joel “Búfalo” Cruz, Juan Manuel “Cuate” Rivera, Jorge “Huevo” Sosa”, Jesús López Meneses, Esteve Padilla, Juan Martín Parodi, Amado Guevara, Pablo Bocco y Marco De Almeida vestían de rojo, con el Estadio Neza 86 como escenario.

Los entonces dirigidos por Arturo Vázquez Ayala ingresaron al terreno de juego con las máscaras de El Cobarde, Coco Rojo, Octagón, Último Dragón, Cibernético, Liger, Canek, Blue Panther y Tiger Mask.

La leyenda, en el fútbol, cuenta que entre más excéntrico, el rival se distrae con mayor facilidad. Aplicaría a la perfección en lo ocurrido al final de los 90 con el cuadro que dirigía Enrique Meza. No así para los de Vázquez Ayala. Abrió el marcador Reboceros al ocho; pasaron 22 minutos para la descontada mexiquense. Al 41, los michoacanos volvieron al frente. Se fueron al descanso, no obstante, con empate. A tres minutos del final del partido, Toros levantaba los brazos, con otro tanto. Christian Patiño apaciguó la tormenta taurina con el empate.

En la vuelta, hablando con argot luchístico, les contaron tres. En este caso, hasta cuatro; los goles que La Piedad les asestó. Sólo tuvo respuesta en un par de ocasiones el equipo del Estado de México.

Toros Neza volverá, una vez se inicien las actividades de la Liga de Balompié Mexicano. En la actualidad, ¿qué capuchas que podrían utilizar? ¿Psycho Clown? ¿Dragon Lee? ¿Penta el Zero M? ¿Kemonito? Eso, si la irreverencia del club lo permite, el tiempo lo dirá.

Nota al calce, a manera de traducción para el mundo millennial: eran casi idénticos, con peleas y todo, a los Cuervos de Nuevo Toledo en Puebla, de la serie de Netflix. Sus festejos de goles eran tan épicos como la haka de la Peste Negra, encabezada por Aitor Cardoné, ante La Franja.

Fotos: cortesía.

Comentarios

Comentarios

Compartir

Regresar a Entradas